[Arte]
27 marzo, 2012

Fotografía y ciencia con Chris Linder

linder_hillside_penguins

El fotógrafo Chirs Linder realizó más de 24 campañas científicas, 14 de ellas en regiones polares. Recientemente publicó un libro llamado Science on Ice que relata 4 de esas expediciones.

Chris Linder  participa y divulga investigaciones científicas desde el Congo hasta Siberia a través de la fotografía y multimedia. Obtuvo una maestría en ocieanografía en el Massachusetts Institute of Technology y en el programa de Woods Hole Oceanographic Institution. Desde 2002, fotografió más de 24 expediciones científicas, incluyendo 14 en regiones polares. Sus imágenes han aparecido en museos, libros y revistas como Geo, Nature’s Best, Outdoor Photographer, y Wired.

Recientemente publicó un libro acerca de cuatro de sus aventuras en el Ártico y la Antártida, Science on Ice (La ciencia en el hielo) a través de la prensa de la Universidad de Chicago Press, como parte de un proyecto financiado por la National Science Foundation (NSF).
Los cuatro capítulos del libro se centran en una expedición en particular, cada uno escrito por un periodista de ciencia diferente. El primer capítulo caracteriza al investigador David Ainley, que estudia los pingüinos de Adelia en la región del Mar de Ross. Linder y escritor científico Hugh Powell, visitaron a Ainley entre noviembre y diciembre de 2007 y tomaron fotografías en la estación McMurdo, Cabo Royds y Cabo Crozier.

Credit: Mike Carlowicz/WHOI - Chris Linder en la estación McMurdo

“Elegí esas cuatro expediciones para mostrar la gran diversidad de ambientes (la isla de Ross con Hugh Powell, el casquete glaciar de Groenlandia con Amy Nevala, del mar de Bering con Helen Fields, el Océano Ártico con Lonny Lippsett) y disciplinas (biología, la ingeniería, la glaciología , geología, química, física) que abarcan la ciencia polar”, explica Linder.

En su viaje a la Estación McMurdo, decidió destacar la investigación científica de David Ainley acerca de los pingüinos Adelia porque se los asocia directamente con la Antártida. El Dr. Ainley es un icono de la Antártida en sí mismo, el Pico Ainley, en la isla Ross, lleva su nombre.

Su formación científica le da una ventaja: “Sé lo que implica obtener una beca y lo preciado de cada segundo en el campo durante una expedición. Investigo cuidadosamente la logística de cada expedición y los objetivos para saber exactamente lo que va a suceder, cuándo y por qué. Me aseguro de estar siempre listo para la acción, incluso si eso significa trabajar toda la noche o esperar horas para documentar un evento único”.
Linder admira a los científicos que fotografía, no sólo por su determinación sino también por su creatividad, los investigadores siempre encuentran soluciones creativas a problemas inesperados en el campo.

El fotógrafo  recibió una subvención de la NSF en 2010 a través del programa antártico de escritores y artistas de Estados Unidos. Su tema fueron los pájaros skúa del Polo Sur, que lo llevó a la región del Mar de Ross.

Las Skuas son aves características de la Antártica, donde se distinguen dos especies: la skua parda (Catharacta Lonnbergii) y la skua polar (Catharacta Maccormicki). Pueden pesar entre 980 y 1900 gramos. Son parecidas a las gaviotas, miden unos 55 a 60 cm. de largo, con alas que alcanzan de 45 a 50 cm. Su pico es muy curvado en el vértice y poseen dedos con uñas muy fuertes.

Ambas especies son los depredadores con más actividad entre las aves, ya que no solo cazan polluelos y consumen los huevos de los nidos que puedan saquear (particularmente de los pingüinos), sino que atacan igualmente a otras aves adultas. También se alimentan de cadáveres frescos de aves, incluso de mamíferos marinos recién muertos.

Credit: Chris Linder/WHOI - Jean Pennycook (izquierda) y David Ainley (derecha)

En su primera visita a Cabo Royds y Cabo Crozier, le sorprendió el trabajo en equipo y la inteligencia de los skúas que se robaban los huevos y pichones de los pingüinos Adelia. A su regreso, leyó Skua and Penguin: Predator and Prey (Skua y pingüino: presa y predador) de Euan de Young quien realizó una investigación sobre este tema.

“Sorprendentemente (para mí), sus observaciones revelaron que las skúas actúan más como carroñeros que como depredadores ya que comen huevos y polluelos que no hubieran sobrevivido”. A partir de ello decidió aplicar a una beca de la NSF para fotografiar la historia de la vida y el comportamiento de los skúas en el cabo Crozier y la Isla Ross, donde pasó seis semanas.

Fotografiar estas expediciones, con todo el estrés y noches sin dormir que implican fue el trabajo más difícil, pero más estimulante de su vida, es la gente que hace su trabajo extraordinario: “Los científicos que amablemente me invitaron a unirme a sus expediciones, las tripulaciones de los barcos y campamentos, que me mantuvieron vivo y feliz, y los lectores de la página web de Polar Discovery me recuerdan por qué estaba allí: para contar las historias de la ciencia en el hielo”.

Fuente: The Antarctic Sun

Notas relacionadas

Por:

Es periodista, tiene 22 años y desde 2009 se desempeña en distintas áreas del periodismo. Es Editora de la sección de Arte de Antártida Urbana.

marina@antartidaurbana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

  • Imagen del día

    scuba-diving-antarctica-buceo-antartica-antarctica-bound Buceo en la AntártidaVer todas las fotos
  • Videos

    No hay elementos