Auroras Australes

“Es como un río luminoso”

Las auroras polares son uno de los fenómenos más sorprendentes que se pueden ver en el cielo antártico. Se producen a gran altura y solo se pueden observar cerca de los polos de la tierra. En la base argentina Belgrano II se las puede ver durante el período de noche polar, entre abril y septiembre.

auroras-australes-antartida-auroras-australis-antarctica-11

Existen dos tipos de auroras polares: las australes, que se vislumbran en el extremo sur del planeta, y las boreales, que se observan en el polo norte. Ambas  aparecen a una gran altura, entre los 100 y los 1.000 kilómetros sobre el nivel del mar. Las auroras se producen por el choque de los protones y electrones provenientes del sol, que quedan atrapados en el campo magnético del polo, y son una de las tantas investigaciones que se iniciaron durante el Año Geofísico Internacional de 1959.

En el Laboratorio Belgrano (LABEL) dependiente del Instituto Antártico Argentino (IAA), de base mas austral de la Argentina se realizaron hasta hace algunos años investigaciones sobre ellas, en cooperación con Italia. Aunque ya no se realizan estudios, hoy continúan las observaciones.

“Es un fenómeno físico que se puede comparar con el principio de funcionamiento de los tubos fluorescentes” explica Ariel René Saiquita, Científico de la campaña 2009 de la Base Belgrano II.

Observar auroras requiere condiciones meteorológicas muy específicas que sólo se dan cerca de los polos durante el período de noche polar. Las auroras pueden ser vistas en la oscuridad. Aunque los instrumentos científicos pueden detectar las perturbaciones que provocan en el campo magnético, el ojo del hombre no las puede ver durante el día.

iSe destaca que por más que hubiera una perturbación en el campo magnético no se podrían observar, ya que la luz no lo permite, solo con oscuridad se detectaría en los elementos de estudios magnéticos pero no se verían.

auroras-australes-antartida-auroras-australis-antarctica-09

El científico destaca que los colores son variados y que la aurora austral tiene etapas  “empieza de a poco, se ve en el horizonte, es como que se anuncia que va a haber una noche de aurora”. También menciona un momento como su “punto máximo” donde es muy dinámica “es como que ves en el cielo un río luminoso que se ve en todo lados, es algo mágico. Similar a estar en una película de ciencia ficción y ahí cambia de color, se pone blanco y tal vez verde o violeta”.

Sin duda es un evento único, de hecho es tan novedoso que durante miles de años se crearon innumerables leyendas que intentaban explicar su aparición en el cielo, pero el avance científico demostró que se vinculan a disturbios solares, ionosféricas y magnéticos. Pero hoy siguen causando emoción para quienes tiene la oportunidad de observarlas “es emocionante, el momento de verlas es increíble” concluye Ariel Saiquita desde el laboratorio más austral del continente a 1.300 KM del polo sur.